jueves, septiembre 28, 2006

Política, reporteros y testosterona.

Los medios de comunicación están informando que mucha testosterona mata neuronas. Éste es un ejemplo de la ignorancia que impera en el reportaje de material científico, y la influencia que la política juega al momento de reportar ciencia. Como en USA el uso de esteroides anabólicos androgénicos --testosterona y hormonas derivadas-- en los deportes es siempre un escándalo, los noticieros han elegido reportar resultados de una publicación científica que en realidad no dice mucho.

El estudio fue realizado in-vitro. No se puede extrapolar de dichos resultados al complicado cuerpo humano y hacer afirmaciones absolutas. Además, los resultados no han sido reproducido independientemente. Es interesante que se ignora, al anunciar los resultados, todos los estudios que muestran que hombres con bajos niveles de testosterona sufren de varios problemas psicológicos. Dichos estudios muestran que hombres con niveles altos de testosterona son más estables, tienen buen ánimo, mejor memoria, más rápido aprendisaje (¿suena esto a muerte neuronal?). Para ser justo, debo mencionar que no se han hecho estudios similares con hombres usando dosis suprafisiológicas de testosterona.

Especialmente ofensivo es la mención de mitos como "ira por mucha testosterona". Tristemente la autora del estudio participa del mito.

Una de las partes más ridículas de la nota de prensa es cuando dicen, "para ser justos, también compararon el efecto del estrógeno." Como si hacer ciencia fuese algún tipo de competencia.

Pueden encontrar el artículo científico en pubmed.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home